La ecografía es una prueba prenatal que se ofrece a la mayoría de las mujeres embarazadas. Utiliza ondas sonoras para mostrar una imagen de su bebé en el útero. La ecografía ayuda al médico a controlar la salud y el desarrollo del bebé.

La ecografía es el procedimiento de diagnóstico más utilizado en obstetricia. Es conveniente, indoloro, produce resultados extensos e inmediatos y es ampliamente considerado seguro. Sus beneficios han sido validados por análisis basados ​​en evidencia, como la datación por embarazo.

Algunas cosas que analiza una ecografía son:

  • Confirmar el embarazo
  • Edad gestacional 
  • Comprobación de embarazos múltiples
  • Problemas con la placenta
  • Placenta previa
  • Vasa Previa
  • Placenta accreta o Increta
  • Placenta Percreta
  • Monitoree la posición fetal
  • Compruebe si hay anomalías congénitas 
  • Monitorear el crecimiento fetal
  • Controle el nivel de líquido amniótico
En ocasiones, la ecografía se utiliza en el diagnóstico de problemas después del parto. No es tan útil como la resonancia magnética o la tomografía computarizada para detectar la presencia o el tipo de lesión hipóxico-isquémica en el cerebro del recién nacido.

Si tu embarazo es saludable, la ecografía es buena para descartar problemas antes del nacimiento, por eso es importante que cuentes con la atención de especialistas en este tema como es: Dr. Rubén Navarro Torres.