Las mujeres en este rango de edad tienen mayor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) o infecciones de transmisión sexual (ITS) y de quedar embarazadas, por lo que es importante acudir a un médico de salud de la mujer.

Este examen incluye un examen pélvico, una prueba de Papanicolaou, un control de la presión arterial, un examen de los senos y pruebas de ETS o ITS, como clamidia y gonorrea. A veces puede incluir un análisis de orina. También puede recibir una receta de control de la natalidad, como la píldora diaria o un DIU, durante su control.

Desde la adolescencia hasta los años posteriores a la maternidad y el envejecimiento, su ginecólogo continuará abordando las cambiantes necesidades de salud que son exclusivas de las mujeres. Es importante que las mujeres se hagan un examen ginecológico anual porque es durante estas visitas de atención médica preventiva que aprendemos cómo mejorar nuestra salud y nos enteramos de cualquier problema potencial.

Pero ir al ginecólogo no es solo para tratar posibles enfermedades. También es un momento para hablar sobre cómo mantener un estilo de vida saludable y minimizar los riesgos para la salud. Si tiene preguntas acerca de la anticoncepción, la planificación del embarazo o está interesada en un análisis genético para determinar si tiene un mayor riesgo de cáncer debido a antecedentes familiares.

Llama a tu ginecólogo de confianza: Dr. Rubén Navarro Torres.