Realizarse pruebas ginecológicas puede sonar aterrador, ya que tocan partes sensibles del cuerpo, puede causarte sentimientos de vergüenza, puedes querer dejarlo para después por decidía, etc. Pero hacerte chequeos ginecológicos salva vidas, te ayuda a entender tu cuerpo y te permite tener una vida sana.

Recuerda que el VPH es una infección de transmisión sexual que puede causar cáncer de cuello uterino.

Una prueba de Papanicolaou es un procedimiento de detección del cáncer de cuello uterino. Examina la presencia de células precancerosas o cancerosas en el cuello uterino. Para poder lograr esto, se tiene que recopilar células para poder hacer un examen de laboratorio. Esto debe de hacerse por medio de un patólogo que es un médico que se especializa en leer pruebas de laboratorio y evaluar células, confirmando o descartando el cáncer.

La mejor manera de protegerse contra el cáncer de cuello uterino es protegerse y realizarse pruebas regulares para detectar el papiloma humano. Usa preservativos. Los condones ayudan a reducir el riesgo de contraer el VPH. Es menos probable que se infecte y que infectes a tus parejas.

Los geles espermicidas ayudan a proteger contra el VPH. Si sientes que estás en riesgo de contraer una infección de transmisión sexual, debe visitar a un ginecólogo realiza pruebas y un examen.

Una prueba de Papanicolaou se tiene que hacer con regularidad si tienes entre 21 y 69 años, pero un médico como Dr. Rubén Navarro Torres debe de evaluarte, para saber cuándo lo necesitas. Cuida tu salud, eso es lo más importante.