Realizarse pruebas ginecológicas puede sonar aterrador, ya que tocan partes sensibles del cuerpo, puede causarte sentimientos de vergüenza, puedes querer dejarlo para después por decidía, etc. Pero hacerte chequeos ginecológicos salva vidas, te ayuda a entender tu cuerpo y te permite tener una vida ...